Imprimir

 Los talleres van dirigidos tanto al alumnado de los Centros de Educación Primaria y Secundaria como al profesorado de dichos centros, y a las madres y padres.

Cómo ya se ha explicado, el objeto fundamental al que van dirigidos el contenido de los talleres es al alumnado de lo centros de educación primaria y secundaria de la isla de Lanzarote, con un triple propósito:

  • Favorecer la toma de conciencia de su participación y de la influencia en mayor o menor grado de las mismas características y estereotipos sexistas de la sociedad, que originan y mantienen la violencia de género.
  • Orientar y animar a la juventud a establecer relaciones afectivas basadas en la igualdad, donde no tengan cabida la dependencia emocional, la falta de respeto y ni mucho menos la violencia.
  • Hacerles tomar conciencia del reconocimiento de su implicación en la solución y erradicación de la violencia de género.

Respecto al profesorado de los Centros de Educación Primaria y Secundaria, el objetivo de los talleres es el de favorecer su implicación y sensibilización respecto al fenómeno de la violencia de género, especialmente respecto a las diferentes formas y manifestaciones de actitudes y comportamientos que denotan desigualdad y violencia en las relaciones entre jóvenes.

Contribuir a que el profesorado se constituya como un referente dentro del aula, con capacidad para detectar, abordar y orientar posibles dificultades que se puedan dar respecto al tema.

Igualmente, desde este proyecto consideramos que la participación de las madres y padres del alumnado de Educación Primaria y Secundaria es imprescindible, por un lado para garantizar el acceso a la información y la necesaria labor de concienciación y sensibilización en esta materia. Y por otro lado, para hacer llegar la información respecto a los recursos y servicios en materia de prevención e intervención en violencia de género que puedan resultar necesarios para la familia.

La familia desempeña el papel fundamental en la labor de educación y socialización de los niños y niñas, y se constituye como el principal agente socializador mediante el cual se transmiten ideas, valores, actitudes, pautas de conducta que condicionan el desarrollo de la identidad de los hijos/as.